Contáctenos:
+46 33-23 79 00
Nuestro personal de ventas puede ayudarle con su pedido y brindarle asistencia técnica. Horario de atención 7 a.m. – 4 p.m.

¿Cómo se averigua el coste del aire comprimido?

Un método sencillo es averiguar la cantidad de energía (electricidad) que ha consumido el compresor durante un tiempo determinado y la cantidad de aire comprimido que se ha entregado durante el mismo periodo. La cantidad de aire comprimido entregado se mide con un caudalímetro. Así se puede calcular la cantidad de kWh gastados para producir 1 Nm³/h de aire en el sistema en cuestión. En base al coste actual de 1 kWh del proveedor de electricidad, también se puede calcular el coste operativo de 1 Nm³/h de aire comprimido. Sin embargo, en este caso no se consideran los costes de inversión y mantenimiento del sistema de aire comprimido pertinente.

Los cálculos de costes operativos de este catálogo se basan en un compresor helicoidal que produce 6.080 l/minuto con una potencia de motor de 37 kW y un coste por kWh de aproximadamente 0,112 EUR Esto significa 6.080 l/minuto x 60 minutos/h = 364,8 m³/h. Por lo tanto, el gasto energético para producir 364,8 m³ es de 37 kWh, lo que significa 37 kWh / 364,8 m³ = 0,101 kWh/m³. Entonces el coste es:

0,101 kWh/m³ x 0,112 EUR = 0,0113 EUR/m³. Considerando que el 70% del coste total en un periodo de diez años corresponde a gasto eléctrico, el coste total será de 0,016 EUR por Nm³ producido.

Para evaluar los diferentes consumidores de aire comprimido de la planta, es necesario medir el consumo de aire en diferentes partes del sistema. Esto puede acarrear dificultades debido a que hay que conectar un equipo externo (caudalímetro) para obtener valores específicos de cuanto aire comprimido se consume exactamente en cada parte.