Contáctenos:
+46 33-23 79 00
Nuestro personal de ventas puede ayudarle con su pedido y brindarle asistencia técnica. Horario de atención 7 a.m. – 4 p.m.

Silenciadores

Silenciador de seguridad patentado, con indicador de advertencia

El ruido de las válvulas neumáticas es muy peligroso. Un remedio simple es equipar la salida de las válvulas con silenciadores. Esto amortigua el ruido, pero a menudo causa fallas operacionales. Un problema bien conocido con los silenciadores es que el difusor tarde o temprano se obstruye con impurezas. En algunos casos se ha desestimado la reducción del ruido debido a los problemas de obstrucción.

Los silenciadores Silvent incorporan indicadores de advertencia. Básicamente, la tecnología permite que el propio amortiguador ajuste la combinación óptima entre capacidad de caudal y reducción de ruido gracias al difusor interior dinámico, reduciendo así las fallas operacionales al mínimo.

Muchos científicos y expertos consideran que el ruido es uno de los mayores problemas ambientales de nuestra era. Informes alarmantes demuestran que aumenta el número de personas lesionadas por el ruido. Como consecuencia, en años recientes se han promulgado leyes y normativas más estrictas en materia de ruido, pero desafortunadamente la mayoría de las personas siguen teniendo unos conocimientos limitados de los riesgos que acarrea el ruido.

La creencia más común es que el ruido está relacionado  con la industria de fabricación y que es algo a lo que la gente se acostumbra. Pero la verdad es que las personas no se acostumbran al ruido: el ruido daña, y un oído lesionado no se puede recuperar.

 

Empleo de silenciadores

El ruido de las válvulas de aire comprimido es mucho más peligroso y causa muchas más lesiones auditivas de lo que la mayoría piensa. En realidad, entre el 70 y el 80 por ciento de las lesiones auditivas producidas en la industria de fabricación son causadas por el ruido del aire comprimido. Y sin embargo es un ruido innecesario en su mayor parte. Con la técnica adecuada es posible, en principio, eliminar totalmente el ruido del aire comprimido. Una medida sencilla para ello consiste en equipar las salidas de las válvulas con silenciadores. Las ventajas son muchas y bien conocidas:

  • Reducción del riesgo de lesiones auditivas como tinitus, disminución auditiva, diplacusia e hipersensibilidad al ruido.
  • Mejor medio laboral
  • Incremento de la capacidad de trabajo

 

El problema de la obturación

Un problema bien conocido con los silenciadores convencionales es que el filtro –llamado difusor –, más tarde o más temprano, se obtura con suciedad causando:

  • Costosas paradas de máquinas
  • Perturbaciones del funcionamiento difíciles de localizar
  • Riesgo de accidentes por explosión

Esto significa que muchos técnicos de mantenimiento desmotan los silenciadores de la salida de las válvulas para evitar problemas de este tipo. Dicho de forma sencilla, las ventajas de la eliminación del ruido han tenido que ponerse a la cola debido a los problemas prácticos de la obturación.

 

La solución es un indicador de advertencia

Silvent ha desarrollado, mediante la investigación una serie exclusiva y patentada de silenciadores de seguridad con indicadores de advertencia incorporados. De forma simple, puede decirse que con esta técnica el silenciador mismo ajusta la combinación óptima de capacidad de caudal e insonorización con un difusor interior dinámico. Además se ha incorporado un sistema de advertencia que produce una indicación antes de que los silenciadores se obturen. El empleo de silenciadores de seguridad implica que:

  • Se minimizan costosas paradas de mantenimiento de máquinas
  • Se indica la obturación antes de que se produzcan problemas
  • Se reduce el riesgo de accidentes laborales
  • Se puede priorizar la eliminación del ruido