Contáctenos:
+46 33-23 79 00
Nuestro personal de ventas puede ayudarle con su pedido y brindarle asistencia técnica. Horario de atención 7 a.m. – 4 p.m.

Riesgos al soplar con aire comprimido

Riesgos

 

El aire comprimido no sólo es aire. El aire comprimido es una corriente de aire concentrada con presión alta y velocidad alta que puede causar lesiones graves al operador y a personas que están cerca.

Jugar con aire comprimido puede comportar peligro de muerte. Un intento inocente de asustar a otra persona soplando en su espalda hizo que la persona se sorprendiera tanto que cayó hacia delante y se lesionó gravemente con las piezas móviles de una máquina. Un chorro de aire comprimido dirigido a la cabeza puede causar lesiones oculares graves o romper el tímpano del oído. El aire comprimido dirigido a la boca puede lesionar los pulmones y el esófago. El uso imprudente de aire comprimido para limpiar suciedad o polvo del cuerpo, incluso si se usan ropas protectoras, puede hacer que penetre aire comprimido en este, con el riesgo consiguiente de dañar los órganos internos.

La lesión más grave que puede causar el aire comprimido ocurre cuando se sopla aire comprimido debajo de la piel; por ejemplo por una herida. Ello puede causar embolia gaseosa; con penetración de burbujas de aire en las venas, que se transportan en la sangre. Cuando una burbuja llega al corazón se producen síntomas parecidos a un infarto. Cuando una burbuja llega al cerebro puede causar hemorragia cerebral. Este tipo de lesión puede causar la muerte inmediata. Puesto que el aire comprimido normalmente contiene pequeñas cantidades de aceite o suciedad, también pueden producirse infecciones graves si penetra aire comprimido en el cuerpo.

Normativas legales

Leer más