Contáctenos:
+46 33-23 79 00
Nuestro personal de ventas puede ayudarle con su pedido y brindarle asistencia técnica. Horario de atención 7 a.m. – 4 p.m.

Niveles de ruido y sonido, leyes y reglamentos

Existen diversas regulaciones que rigen los niveles de ruido permitidos en el lugar de trabajo. En Europa, el ruido en el lugar de trabajo se rige por la Directiva de la UE 2006/42/CE, mientras que en Estados Unidos está regulado por la norma OSHA 1910.95 sobre exposición a ruidos laborales. OSHA es la sigla en inglés de Administración de Salud y Seguridad en el Trabajo, que es la agencia federal responsable de la aplicación de la legislación de salud y seguridad ocupacional en Estados Unidos. También hay países que tienen normas nacionales más estrictas que las establecidas en las directivas de la UE o por OSHA.

Normativas legales

 

Las normativas en materia de ruido permisible en lugares de trabajo se indican en, por ejemplo, la Directiva de la UE 2006/42/CE y en el reglamento americano de la OSHA 1910.95 “Occupational noise exposure” (exposición a sonido laboral). OSHA es el acrónimo de “Occupational Safety and Health Administration”, el organismo federal encargado de la puesta en práctica de la legislación laboral en EE.UU. También hay normativas en países que tienen requisitos nacionales más severos que los de la Directiva UE o OSHA.

La Directiva UE requiere cumplir con el nivel sonoro más bajo posible considerando el desarrollo tecnológico y las posibilidades de limitar el ruido, especialmente en la fuente de sonido. Si se sobrepasan los valores de referencia, hay que investigar la causa. Debe elaborarse y llevarse a cabo un programa de medidas de planificación temporal.  La exposición al ruido se reducirá tanto como sea prácticamente posible bajo los valores indicados.

Hay que proporcionar a los empleados información correcta sobre las superaciones de límites y de las medidas que se efectúan. También se informará sobre los riesgos de pérdida de audición que puede causar la exposición y sobre la obligación de utilizar protección auditiva.

Las máquinas y los aparatos técnicos estarán diseñados de conformidad con las premisas del desarrollo técnico actual para la reducción de ruido. También es importante seguir el desarrollo técnico en cuanto a la supresión de ruido. La reducción de ruido directamente en la fuente de sonido es, normalmente, el método más eficaz y económico.

Para determinar lo que es la exposición a ruido mínima prácticamente posible, es importante tener en cuenta el desarrollo técnico actual y las posibilidades de limitar el ruido.

La Directiva UE comporta que ya no se puede utilizar la referencia anterior a la razonabilidad económica de las medidas contra el ruido. La intención de la Directiva UE es, entre otras cosas, evitar que las empresas y los países puedan competir usando un mal entorno laboral.

Normativas internacionales y nacionales

 

Prácticamente todas las legislaciones en material de supresión del ruido en lugares de trabajo indican un valor límite para nivel sonoro máximo entre 85 y 90 dB(A) Leq para un tiempo de exposición de ocho horas. Este valor se basa en las directrices de la norma internacional ISO 1999:1990.

La Directiva UE 2003/10/CE en materia de riesgos de exposición a ruido en el trabajo indica un valor límite máximo de 87 dB(A) Leq para una jornada laboral de ocho horas.

Francia, Suecia, Noruega, Nueva Zelanda y España permiten 85 dB(A) Leq para una jornada laboral de ocho horas, con un nivel de reducción a la mitad de 3 dB(A). En EE.UU. se permiten 90 dB(A) para una jornada de ocho horas y un nivel de reducción a la mitad de 5 dB(A).

Significado de nivel de reducción a la mitad: un nivel de reducción a la mitad de 3 dB(A) significa que, si el nivel sonoro aumenta en 3 dB(A), se reduce a la mitad el tiempo que una persona puede estar expuesta al nivel sonoro pertinente.

En el Reino Unido, la normativa nacional (Control of Noise at Work Regulations 2005) establece un valor límite de 87 dB(A) Leq para una exposición de ocho horas, igual que la Directiva UE.

Los países en vías de desarrollo han adoptado tradicionalmente las leyes y normativas adoptadas por los países industrializados, sin tener muy en cuenta las circunstancias locales. Por ejemplo: en India hay desde 1948 un límite de 90 dB(A) para una exposición de ocho horas; pero, puesto que la mayoría de fábricas del país tienen semana laboral de seis días, la exposición total es de 48 horas semanales. Esto da una exposición total más alta de lo que está establecido en los países industrializados.

OSHA 1910.95 establece los valores límites para la exposición a ruido en el lugar de trabajo. Los valores límite se basan en el valor medio ponderado de un trabajador en una jornada laboral de ocho horas. OSHA indica un nivel de exposición más alto permitido, PEL (Permissible Exposure Limit), de 90 dB(A) para todos los que trabajan ocho horas diarias. Estos valores también son válidos para un nivel de reducción a la mitad de 5 dB(A).

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional de EE.UU., NIOSH (National Institute for Occupational Safety and Health), recomienda que el nivel de ruido equivalente al que se expone un trabajador se limite a 85 dB(A) para una jornada de ocho horas, para minimizar el riesgo de pérdida de audición. NIOSH, basándose en estudios de documentación actualizada, ha detectado que se puede producir pérdida de audición considerable ya en los valores límites de OSHA PEL. NIOSH También recomienda un nivel de reducción a la mitad de 3 dB(A) para que cada aumento de 3 dB(A) reduzca a la mitad el tiempo de exposición.

Ejemplo: OSHA permite ocho horas de exposición para niveles sonoros de 90 dB(A), pero sólo dos horas de exposición para 100 dB(A). NIOSH recomienda limitar la exposición de ocho horas a menos de 85 dB(A). Para 100 dB(A), NIOSH recomienda menos de quince minutos de exposición diaria.

En 1981, OSHA introdujo nuevos requisitos para proteger a los trabajadores de la industria manufacturera. Cuando el trabajador es expuesto a un nivel sonoro equivalente ponderado de 85 dB(A) o más durante un turno laboral de ocho horas, el patrono tiene la obligación de poner en práctica un programa de protección auditiva (Hearing Conservation Program). Esto significa que el patrono debe medir el nivel sonoro, ofrecer protección auditiva y formación y evaluar medidas protectoras, a menos que utilizando métodos de trabajo, herramientas y equipos modificados se pueda garantizar que el trabajador se expone a menos de 85 dB(A).