Toda persona tiene derecho a un buen entorno de trabajo

Un buen entorno de trabajo es fundamental para lograr que un lugar de trabajo funcione bien y con éxito. La definición de un buen entorno de trabajo, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), es un entorno de trabajo donde nadie está sometido a daño físico o mental.

36.720 personas resultan lesionadas cada hora

Cada hora, 36.720 personas resultan lesionadas en el trabajo. En Europa, los fabricantes son uno de los sectores más afectados. Las estadísticas muestran que debemos continuar en la mejora del entorno de trabajo mental y físico.

El ruido causa daños permanentes

Es común que el tinnitus o «zumbido en los oídos» y la pérdida de audición sean causados por lugares de trabajo ruidosos. Un error típico es creer que los niveles de ruido inferiores a 80 dB (A) son inofensivos, pero incluso éstos pueden causar daños permanentes. El daño es invisible y aparece progresivamente, lo que incrementa el número de casos no reportados por los afectados.

“En Silvent trabajamos activamente para mejorar los entornos de trabajo de los fabricantes en todo el mundo. Toda persona tiene derecho a un buen entorno de trabajo.”

El aire en el torrente sanguíneo es fatal

El aire comprimido es peligroso si se utiliza mal. Incorrectamente utilizado, el aire se puede introducir en el torrente sanguíneo y causar lesiones graves como infarto de miocardio y accidente cerebrovascular. Por este motivo, el chorro de aire comprimido nunca se debe dirigir hacia el cuerpo.