You are currently not visiting the preferred language for your location. Do you want to go to your preferred language?

Búsqueda
Generic filters
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt

#67. Secado de botellas después del lavado

La empresa tuvo problemas con el proceso de secado de botellas después del lavado. Después del lavado, las botellas se comprueban para asegurarse de que estén lo suficientemente secas. Si, durante su comprobación, las botellas no se aprueban, se clasifican como chatarra. Inicialmente, la empresa utilizó un ventilador para secar las botellas. Esto dio lugar a problemas, ya que el ventilador sólo movía grandes volúmenes de aire con baja fuerza de soplado. Debido a esto, las botellas no se secaban lo suficiente y se clasificaban como chatarra.

Resultado
Para reducir el número de botellas desechadas, la empresa se vio obligada a hacer más eficaz su proceso de secado. Al reemplazar el ventilador por una cortina de aire, fue posible mejorar la calidad de secado. La cortina de aire generó un chorro de aire mucho más nítido con una velocidad más alta, garantizando un secado mucho mejor.
Solución
El tamaño de las botellas indicaba que la mejor solución posible era instalar una cortina de aire personalizada para asegurar que el secado fuera lo más eficaz posible. Las cortinas de aire estándar eran demasiado pequeñas y no cubrían toda la zona prevista, o eran demasiado potentes, lo que habría llevado al uso de más aire de lo necesario. La cortina de aire diseñada por el ingeniero fue optimizada para la aplicación, lo que permitió a la empresa reducir el número de botellas desechadas como chatarra.
Producto: SILVENT 300