Contáctenos:
+46 33-23 79 00
Nuestro personal de ventas puede ayudarle con su pedido y brindarle asistencia técnica. Horario de atención 7 a.m. – 4 p.m.

FRIGUS

En 1933 Georges J. Ranque inventó el tubo vortex después de descubrir accidentalmente el fenómeno de la división del aire comprimido en una corriente de aire caliente y una corriente de aire frío. El invento fue perfeccionado por Rudolf Hilsch en 1947 y desde entonces no se han producido grandes cambios hasta hace poco. Actualmente los tubos vortex todavía existen en muchos tamaños diferentes innecesariamente grandes, todos con un rendimiento similar. El aire comprimido es inyectado radialmente, el consumo de aire es difícil de ajustar y el nivel de ruido puede alcanzar niveles altos peligrosos. La tecnología FRIGUS fue desarrollada con objeto de permitir el control del consumo de aire simplemente girando la boquilla de diseño excepcional FRIGUS. El generador vortex de FRIGUS contiene ocho pasos separados de forma Laval. Girando la boquilla FRIGUS se cambia el área de estos pasos de diseño especial, permitiendo controlar el consumo de aire sin afectar a las r.p.m. del aire. Ahora, gracias a la tecnología FRIGUS, es posible controlar el consumo de aire en función del grado de refrigeración necesario, sin afectar negativamente a la eficacia. Este nuevo desarrollo ayuda a conservar energía de una forma que anteriormente no era posible. Utilizando los últimos materiales y tecnología de moldeo, se consigue que el tamaño de FRIGUS sea pequeño y compacto en comparación con otros tubos vortex. En parte, esto es el resultado de inyectar aire comprimido axialmente en vez de radialmente. En el interior de FRIGUS el aire rotativo es redirigido y filtrado para reducir drásticamente el nivel de ruido. Todo esto se consigue sin perjudicar la eficacia refrigerante.